Inicio Opiniones Miriam German: ¿Heroína o víctima del populismo?

Miriam German: ¿Heroína o víctima del populismo?

6 minutos para leer
Comentarios desactivados en Miriam German: ¿Heroína o víctima del populismo?
0
172

MIRIAM GERMAN: ¿HEROÍNA O VICTIMA DEL POPULISMO?
Tres meses después de asumir las delicadas funciones de procuradora general de la República, la doctora Miriam German Brito ha sido ingresada de urgencia en el Hospital General Plaza de la Salud, aquejada por lo que los médicos han descrito como “un foco infeccioso en las vías urinarias”.
La reconocida jurista, quien ha sido el centro de atención pública en el último año, debido a una controversia televisada con el ex procurador general Jean Alain Rodríguez, también padece de diabetes mellitus tipo 2, dependiente de la insulina, y sufre de hipertensión arterial. Tiene 71 años. Se supone que una persona de avanzada edad y poseedora de un cuadro de salud de alto riesgo, no debe ser nombrada en una función pública tan exigente como la PGR.
Aquí me asaltan las preguntas: Al momento de designarla, ¿estaba enterado el presidente Luis Abinader de la precaria salud de la aspirante al puesto, quien fue recomendada por el periodista Juan Bolivar Díaz, ahora embajador en España, y era promovida a través de la parafernalia mediática montada por Participación Ciudadana?
La consultoría jurídica del Poder Ejecutivo y los competentes organismos de seguridad del Estado, ¿no pusieron al tanto al mandatario sobre las dolencias de la magistrada? ¿O Abinader la designó a sabiendas de sus dolencias?
Conocer el estado general de salud de todo aspirante a una función del gabinete, particularmente si se trata de una persona septuagenaria, es decisivamente importante para el desempeño de un buen jefe de Estado, apreciación tan valiosa como la declaración jurada de bienes o la ostentación de un buen curriculum de vida profesional para evaluar, tanto su probable desempeño, como la proyectada duración en el cargo.
Se sabe que la procuradora general, Germán Brito, ha estado sometida a fuertes presiones desde su designación el pasado 16 de agosto, apremios provenientes del propio gobierno, de sus patrocinadores y de sectores políticos, quienes le reclaman acciones prontas y concretas de persecución a la corrupción atribuida a la administración del ex presidente Danilo Medina, familiares y funcionarios cercanos. Pero, someter a la justicia alegados corruptos, implica una actuación apolítica, independiente y la elaboración científica de expedientes sustentados sobre pruebas concluyentes e irrefutables, entraña, a la vez, delaciones de testigos creíbles y el interrogatorio de mucha gente y la inversión de mucho tiempo. Además, supone la experticia que involucra a profesionales de distintas ramas, conlleva un presupuesto considerable y la determinación de la propia magistrada, que debe contar con buena salud para asumir horario de trabajo extraordinario.
Se puede afirmar, que su internamiento en la Plaza de la Salud es el resultado directo de tales presiones. Si muere en el cargo –Dios no quiera-, ¿quién es el culpable? ¿El presidente Abinader que la designó, o Juan Bolivar Díaz que la recomendó y desató una campaña populista para lograr su designación? O ambos.
En el ínterin, y dependiendo del color del cristal con que se la mire, ella puede ser considerada una heroína, o la victima manipulada del poder político.
Aquí se impuso el irracional criterio populista, sobre la sabia ponderación del estadista.

Comentarios cerrados

Mira además

La farsa electoral de Leonel Fernández, escribe Melvin Matthews, HOY/Opinión

LA FARSA ELECTORAL DE LEONEL FERNÁNDEZ Por Melvin Matthews. A pocas horas de transcurridas…