Inicio Opiniones La filípica admonitoria del juez Vargas y su defensa de Danilo Medina

La filípica admonitoria del juez Vargas y su defensa de Danilo Medina

8 minutos para leer
Comentarios desactivados en La filípica admonitoria del juez Vargas y su defensa de Danilo Medina
0
147


La verdad pura y simple, surgida de las sentencias emitidas por el juez José Alejandro Vargas contra 11 imputados por corrupción dentro de la denominada “operación anti-pulpo”, estriba en la hipótesis de que si Gonzalo Castillo, excandidato presidencial del PLD, hubiera ganado la presidencia del pais, el “pulpo Alexis” y su ilícito entramado hubiese permanecido impune, intocable y extendiendo su peligroso tentáculo societario hasta otras instancias de la administración del Estado, lacerando moral y políticamente la reputación del expresidente Danilo Medina.
La apreciación se desprende del hecho de que el imputado Julian Esteban Suriel Suazo reveló durante la audiencia de coerción, que aportó, de su propio peculio, RD$11.0 millones de pesos a la campaña electoral de Castillo, para quien dijo trabajaba vinculado a la seguridad personal del entonces candidato oficial. Se informó, asimismo, que los fiscales encontraron un arma de guerra y pertrechos militares en la residencia allanada de Suriel Suazo. Además, prácticamente todos los imputados estuvieron ligados al proceso electoral peledeista.
Obviamente, el triunfo de Luis Abinader, catapultado por el Partido Revolucionario Moderno (PRM y aliados, cambió el curso de la historia y el cumplimiento de su promesa electoral de luchar contra la corrupción y perseguir la impunidad ha llevado ante la Justicia a un grupo, que incluye de forma relevante a dos parientes del presidente Medina, sus hermanos Alexis Medina Sánchez y Carmen Magaly Medina Sánchez, quienes incurrieron en asociación de malhechores, colusión de funcionarios, desfalco, lavado de activos y otras violaciones penales subsidiarias, según dictaminó el juez Alejandro Vargas.
Sin embargo, a pesar del interés manifiesto de los fiscales por destacar tal relación consanguínea, el juez Vargas defendió la integridad del expresidente Medina, tipificando como una “falla familiar” la participación de los hermanos Medina Sánchez en el entramado criminal que, según datos del Ministerio Público, supera en más de RD$20,000 millones de pesos los daños económicos infligidos al Estado, a través del equipamiento de 56 hospitales, compras y contrataciones dolosas y otras actividades mafiosas..
Durante el largo preámbulo admonitorio que dirigió a la audiencia nacional el magistrado Vargas, coordinador de los juzgados de instrucción del Distrito Nacional, este descartó motivos políticos en la persecución emprendida por el Ministerio Publico. Subrayó que en la especie ha habido un problema familiar, “porque”, según expresó, “una persona, Alexis Medina, desconoció que su hermano (Danilo) era el presidente de la República, lo que lo obligaba a mantener una postura que no atollara el gobierno de su pariente”.
En una defensa obvia, Vargas agregó su constancia de que el expresidente Medina “fue muy cuidadoso y mantuvo a su hermano menor a distancia, pero que Alexis no correspondió con las pretensiones de su hermano, sino que comenzó a hacer negocios”.
“Los negocios de Alexis fueron notorios”, prosiguió: “ ¿Ustedes creen que solo es el Ministerio Público que persigue a Alexis? No. Todos esos comerciantes que veían que era favorecido por encima de ellos, por el tráfico de influencia, hoy celebran que esté en el banquillo de los acusados”. Vargas agregó su percepción de que Alexis Medina mandaba más que los funcionarios de las instituciones públicas.
Refiriéndose a Magaly Medina, el magistrado Vargas advirtió que no la enviaría a prisión preventiva por entender que al sacar a una mujer de su casa se ponen muchas cosas en juego, razón por la cual el tribunal que preside siempre ha sido condescendiente con las mujeres, debido a que es difícil que una mujer intente escaparse y el sentimiento familiar es predominante en ellas.
Vargas enfatizó la apoliticidad del proceso investigativo, y que el caso destacase “por una familia que traicionó la debilidad sentimental que tenía por su hermano el presidente de la República, lo cual debe servir de ejemplo. “No es que los presidentes no le den trabajo a la familia, que tiene derecho a trabajar, sino que lo malo es que la familia traicione esos sentimientos que tienen los presidentes”.
Finalmente, creo en forma indudable, que la filípica admonitoria del juez Vargas, durante la cual recriminó tanto a fiscales y como abogados defensores, pronunciadas en el augusto reciento de la audiencia coercitiva, pueden servir en el futuro como testimonio y endoso moral para el expresidente Danilo Medina.
De los once procesados, siete fueron enviados a prisión carcelaria durante tres meses, tres quedaron bajo arresto domiciliario y otras garantías económicas por igual periodo, y uno fue liberado con presentación periódica ante el Ministerio Público.

Comentarios cerrados

Mira además

«LA ABSTENCIÓN INDUCIDA», ARGUMENTO ABSURDO.

LA ABSTENCIÓN INDUCIDA, ARGUMENTO ABSURDO Por Melvin Matthews. “Lo que la Ley no prohíbe e…