Inicio Opiniones La exagerada reprimenda de Abinader al abordar reelección presidencial.

La exagerada reprimenda de Abinader al abordar reelección presidencial.

7 minutos para leer
Comentarios desactivados en La exagerada reprimenda de Abinader al abordar reelección presidencial.
0
196

Antes de cumplir dos meses en la Casa Blanca y respondiendo a un periodista durante su primera rueda de prensa tras asumir el cargo, Joe Biden adelantó que será el candidato a la reelección presidencial por el Partido Demócrata en los comicios estadounidenses del 2024,cuando cumplirá 81 años de edad.
No provocó alarmas en la sociedad estadounidense el hecho de enterarse de que el gobernante más viejo en asumir el puesto ejecutivo de mayor influencia global, intentará cumplir los dos mandatos consagrados en la constitución, no obstante estar atravesando la longevidad octogenaria de su vida e ilustre carrera política sometido a las exigentes presiones derivadas del poder en las actuales circunstancias, entre las cuales sobresalen los atroces efectos dejados por la pandemia Covid-19, que se ha cobrado hasta ayer solo en Estados Unidos 566,714 muertos, junto a la subsiguiente crisis económica y la violencia interna proveniente de actuaciones extremistas.
En la República Dominicana, sin embargo, la noticia de la reelección presidencial no genera la misma reacción tranquila, estable y de colectiva comprensión como suele ocurrir en Norteamérica. El presidente Luis Abinader ha reaccionado en forma exagerada cuando uno de sus ministros sugirió modificar los estatutos del partido de gobierno para ajustarlos a la Constitución dominicana, que permite al mandatario repostularse hasta un segundo mandato consecutivo. Abinader, 21 años más joven que Biden, exageró la nota al enviar una carta al ministro administrativo, José Ignacio Paliza, quien preside el oficialista Partido Revolucionario Moderno (PRM), calificando como «una irresponsabilidad para este país estar hablando de reelección en estos momentos» y negó categóricamente que el referido tema sea objeto de discusión dentro de la organización.
«Eso no es tema de debate, ni en el gobierno ni en el partido». razonó, y a seguidas añadió: «Es una irresponsabilidad para este pais, nosotros estar hablando de reelección con apenas ocho meses que llegamos al gobierno, con una crisis y una pandemia».
Pura exageración del presidente Abinader, quien le confirió a la sugerencia de su ministro de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, Franklin García Fermín, proporciones mayores que las reales, yéndose más allá de lo justo y normal establecido en la Carta Magna, la cual consagra y garantiza plenamente la libertad de expresión y difusión del pensamiento.
Bajo tal predicamento los dominicanos pueden expresar abiertamente sus opiniones, incluida la reelección, sin temor a reprimendas, coacciones o limitaciones impuestas desde el poder, no importa que sean funcionarios o no del gobierno. La misión del presidente, según la ley, consiste en cumplir y hacer cumplir la ley. Por tanto, Abinader está obligado a permitir que la gente se exprese como quiera, dondequiera y del tema que quiera. No puede prohibirle opinar sobre determinados temas, ni limitarlos, reprimirlos o intimidarlos públicamente, que es lo que ha hecho el gobernante.
Que la pandemia haya matado a más de 3,000 compatriotas y dejado una estela crítica en la economía, no son óbices para que la gente se exprese abiertamente sobre cualquier aspecto de la temática nacional o global.
La exagerada reprimenda pública de Abinader al ministro García Fermín es un intento por ocultar nuestra realidad histórica. Desde Joaquín Balaguer en adelante, todos los presidentes dominicanos, excepto Antonio Guzmán y Salvador Jorge Blanco, han negado sus intenciones reeleccionistas y todos han terminado aceptando posteriormente sus respectivas repostulaciones so pretexto tan baladíes como el de «sacrificarse por la patria» o para «rendirle un servicio a la nación» o hasta el de ser «instrumentos del destino».
Pero la verdad resulta incontrovertible y, a pesar de su exageración desproporcionada, Abinader se unirá al grupo de mandatarios que, tras negarla, han sido seducidos por la reelección y terminan utilizando los recursos del Estado para continuar en el poder. Lamentablemente, Abinader no será la excepción.

Comentarios cerrados

Mira además

La lucha por la Reforma Constitucional, escribe Melvin Matthews, Editor portal La Prensa de Hoy

LA LUCHA POR LA REFORMA CONSTITUCIONAL Por Melvin Matthews. La reforma Constitucional que …