Inicio Actualidad Sugerencia de Jeffrey Sachs, financiar desarrollo en paz, en lugar de guerras interminables

Sugerencia de Jeffrey Sachs, financiar desarrollo en paz, en lugar de guerras interminables

15 minutos para leer
Comentarios desactivados en Sugerencia de Jeffrey Sachs, financiar desarrollo en paz, en lugar de guerras interminables
0
7

Financiamiento para el desarrollo en la paz
en lugar de guerras interminables y destructivas

Por Víctor Manuel Grimaldi Céspedes

Recibí esta semana de parte de Jeffrey Sachs, a quien conocí en la Academia de Ciencias Sociales del Vaticano, uno de los artículos que él regularmente difunde en importantes medios de alcance global, “El dinero hace que el mundo gire, y el desarrollo tiene éxito”, más o menos así se titula y destaca en su introducción que “la clave para el desarrollo económico y la erradicación de la pobreza es la inversión. Las naciones logran la prosperidad invirtiendo en cuatro prioridades. Lo más importante es invertir en las personas, a través de una educación y atención médica de calidad. Lo siguiente es infraestructura, como electricidad, agua potable, redes digitales y transporte público. Lo tercero es el capital natural, la protección de la naturaleza. Lo cuarto es la inversión empresarial. La clave es la financiación: movilizar los fondos para invertir a la escala y velocidad requeridas.”

Sostiene Sachs que, “En principio, el mundo debería funcionar como un sistema interconectado. Los países ricos, con altos niveles de educación, salud, infraestructura y capital empresarial, deben proporcionar una amplia financiación a los países pobres, que deben construir urgentemente su capital humano, de infraestructura, natural y empresarial. El dinero debe fluir de los países ricos a los países pobres. A medida que los países de mercados emergentes se enriquecieran, las ganancias y los intereses regresarían a los países ricos como rendimiento de sus inversiones. Esa es una propuesta de ganar-ganar. Tanto los países ricos como los pobres se benefician. Los países pobres se vuelven más ricos; los países ricos obtienen mayores rendimientos de los que obtendrían si invirtieran solo en sus propias economías.”

A seguidas Sachs dice que: “Curiosamente, las finanzas internacionales no funcionan de esa manera. Los países ricos invierten principalmente en economías ricas. Los países más pobres obtienen solo un goteo de fondos, no lo suficiente para salir de la pobreza. La mitad más pobre del mundo (países de ingresos bajos y medianos bajos) produce actualmente alrededor de $ 10 billones al año, mientras que la mitad más rica del mundo (países de ingresos altos y medianos altos) produce alrededor de $ 90 billones. La financiación de la mitad más rica a la mitad más pobre debería ser quizás de 2 a 3 billones de dólares al año. De hecho, es una pequeña fracción de eso.”

Señala además: “El problema es que invertir en países más pobres parece demasiado arriesgado. Esto es cierto si miramos el corto plazo. Supongamos que el gobierno de un país de bajos ingresos quiere pedir prestado para financiar la educación pública. Los rendimientos económicos de la educación son muy altos, pero se necesitan de 20 a 30 años para materializarse, ya que los niños de hoy pasan de 12 a 16 años de escolaridad y solo entonces ingresan al mercado laboral. Sin embargo, los préstamos a menudo son por solo 5 años y están denominados en dólares estadounidenses en lugar de la moneda nacional.”

Luego se refiere al elemento intereses y plazos del financiamiento:

“Supongamos que el país pide prestados $2 mil millones hoy, con vencimiento en cinco años. Está bien si en 5 años, el gobierno puede refinanciar los $2 mil millones con otro préstamo de cinco años. Con cinco préstamos de refinanciamiento, cada uno por cinco años, los pagos de la deuda se retrasan por 30 años, momento en el cual la economía habrá crecido lo suficiente como para pagar la deuda sin otro préstamo.
Sin embargo, en algún momento del camino, es probable que al país le resulte difícil refinanciar la deuda. Tal vez una pandemia, la crisis bancaria de Wall Street o la incertidumbre electoral asusten a los inversores. Cuando el país intenta refinanciar los $2 mil millones, se encuentra fuera del mercado financiero. Sin suficientes dólares disponibles y sin un nuevo préstamo, incumple y aterriza en la sala de emergencias del FMI.”

Sachs advierte entonces que, “Como la mayoría de las salas de emergencia, lo que sigue no es agradable de contemplar. El gobierno recorta el gasto público, genera malestar social y enfrenta negociaciones prolongadas con acreedores extranjeros. En suma, el país está sumido en una profunda crisis financiera, económica y social.
Sabiendo esto de antemano, las agencias de calificación crediticia como Moody’s y S&P Global otorgan a los países un puntaje crediticio bajo, por debajo del «grado de inversión». Como resultado, los países más pobres no pueden endeudarse a largo plazo. Los gobiernos necesitan invertir a largo plazo, pero los préstamos a corto plazo empujan a los gobiernos a pensar e invertir a corto plazo.”

Pone de resalto que, “Los países pobres también pagan tasas de interés muy altas. Mientras que el gobierno de EE. UU. paga menos del 4 por ciento anual en préstamos a 30 años, el gobierno de un país pobre a menudo paga más del 10 por ciento en préstamos a 5 años. El FMI, por su parte, aconseja a los gobiernos de los países más pobres que no se endeuden demasiado. En efecto, el FMI le dice al gobierno: mejor renunciar a la educación (ni a la electricidad, ni al agua potable, ni a las carreteras pavimentadas) para evitar una futura crisis de deuda. ¡Es un consejo trágico! Da como resultado una trampa de pobreza, en lugar de un escape de la pobreza.”

Situación Intolerable

El economista Sachs señala que, “La situación se ha vuelto intolerable. A la mitad más pobre del mundo la mitad más rica le dice: descarbonice su sistema energético; garantice la salud, la educación y el acceso universal a los servicios digitales; protege tus selvas tropicales; garantice agua potable y saneamiento; y más. ¡Y, sin embargo, de alguna manera van a hacer todo esto con un goteo de préstamos a 5 años al 10 por ciento de interés! El problema no está en los objetivos globales. Estos están al alcance, pero solo si los flujos de inversión son lo suficientemente altos. El problema es la falta de solidaridad global. Las naciones más pobres necesitan préstamos a 30 años al 4 por ciento, no préstamos a 5 años a más del 10 por ciento, y necesitan mucho más financiamiento. En pocas palabras, los países más pobres exigen el fin del apartheid financiero mundial.”

La Solución:

Jeffrey Sachs concluye su artículo así:

“Hay dos formas clave de lograr esto. La primera forma es quintuplicar aproximadamente el financiamiento del Banco Mundial y los bancos regionales de desarrollo (como el Banco Africano de Desarrollo). Esos bancos pueden pedir prestado a 30 años y alrededor del 4 por ciento, y volver a prestar a los países más pobres en esos términos favorables. Sin embargo, sus operaciones son demasiado pequeñas. Para que los bancos crezcan, los países del G20 (incluidos EE. UU., China y la UE) deben invertir mucho más capital en esos bancos multilaterales.

“La segunda forma es arreglar el sistema de calificación crediticia, el asesoramiento sobre la deuda del FMI y los sistemas de gestión financiera de los países prestatarios. El sistema debe reorientarse hacia el desarrollo sostenible a largo plazo. Si los países más pobres pueden pedir prestado durante 30 años, en lugar de 5 años, no enfrentarán crisis financieras mientras tanto. Con el tipo correcto de estrategia de endeudamiento a largo plazo, respaldada por calificaciones crediticias más precisas y un mejor asesoramiento del FMI, los países más pobres accederán a flujos mucho más altos en condiciones mucho más favorables.

“Los principales países tendrán cuatro reuniones sobre finanzas globales este año: en París en junio, Delhi en septiembre, la ONU en septiembre y Dubai en noviembre. Si los grandes países trabajan juntos, pueden resolver esto. Ese es su verdadero trabajo, en lugar de luchar en guerras interminables, destructivas y desastrosas.”

Comentarios cerrados

Mira además

FMI proyecta 5.4% crecimiento economía dominicana en 2024, entre los más altos de América Latina

Gobernador Valdez Albizu participa en las reuniones de primavera del FMI y del BM Durante …