Inicio Actualidad ¿QUIÉN GANÓ EL PRIMER DEBATE PRESIDENCIAL?», escribe Melvin Matthews, HOY/Opinión

¿QUIÉN GANÓ EL PRIMER DEBATE PRESIDENCIAL?», escribe Melvin Matthews, HOY/Opinión

4 minutos para leer
Comentarios desactivados en ¿QUIÉN GANÓ EL PRIMER DEBATE PRESIDENCIAL?», escribe Melvin Matthews, HOY/Opinión
0
48

¿QUIEN GANÓ EL PRIMER DEBATE PRESIDENCIAL?

Por Melvin Matthew.

Considero que no hay una formula sociopolítica pura capaz de determinar confiadamente el ganador de un debate presidencial, como el primero de este género protagonizado recientemente entre el presidente Luis Abinader, el ex mandatario Leonel Fernández y el aspirante Abel Martínez, a menos que uno o dos de ellos incurriese en evidentes lapsus linguae, falta o equivocación cometida por descuido, garrafales desconceptualizaciones en materias importantes, o evidente descontrol emocional.  Ningunas de las falencias descritas ocurrieron durante el primer debate presidencial formal de la República Dominicana.

De manera que, establecer el ganador que siempre debe surgir de toda competencia humana, es un asunto sujeto a la apreciación subjetiva del telespectador, quien incapaz de juzgar independientemente, prefiere motivarse por la filiación o simpatía políticas, el menosprecio hacia los rivales o el simple interés de que su favorito pudiera ganar el certamen comicial.

Un cuestionario estructurado por el patrocinador ANJE sobre tremas recurrentes, presentado por moderadores conservadores bajo el formato de un programa de televisión, junto a un nutrido grupo de invitados, brindó el apropiado ambiente de comodidad a los candidatos presidenciales debatientes, quienes optaron por el respeto mutuo, minimizar sus diferencias partidarias, colgaron el verbo incendiario y se trataron con estimable caballerosidad. Un ejemplo de civismo a pocas semanas de las votaciones.

Tan satisfactorios, que a Abinader, Leonel y Abel los moderadores Roberto Cavada y Katherine Hernández jamás los pusieron en aprietos, por ejemplo, al estilo de la televisión estadounidense cuando los moderadores del debate demócrata del 2008, le mostraron al candidato Barack Obama imágenes de Fidel Castro, del presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad, del líder coreano Kim Jong Il y de otros déspotas, y le preguntaron que si estaba dispuesto a reunirse con ellos en su primer año de gobierno en la Casa Blanca.  Sin vacilar, Obama respondió afirmativamente, desatando una ola de críticas de sus rivales internos, entre ellos, Hilary Clinton y de la prensa.

Mi impresión final respecto a los resultados del debate presidencial que acaba de ventilarse consiste en que Abinader mostró las suficientes garras del estadista que merece un segundo mandato; que Leonel es un demagogo desplegando las alas propias de una exitosa carrera política a punto de concluir y el sorprendente Abel, quien está echando las bases para ser un candidato de consideración en el 2028.

Ganó el país, pues contrariamente a las expectativas creadas, durante el debate la sangre no llegó al río.

 

 

 

 

Comentarios cerrados

Mira además

«Los desafíos de la Nación y los compromisos de Luis Abinader», escribe Pelegrín Castillo Seman, abogado

Los desafíos de la Nación y los compromisos de Luis Abinader. Por Pelegrín Castillo Seman.…